Compresor de aire

Descubra nuestra gama de compresores de aire. Varios modelos disponibles.

Hay 5 productos.
Mostrando 1 - 5 de 5 items
Mostrando 1 - 5 de 5 items

El compresor de aire es una herramienta que puede servir a la vez para los profesionales y los particulares.

Para qué sirve un compresor de aire ?

Los compresores de aire son herramientas que posibilitan la generación de energía gracias a la compresión de aire. Sirven para alimentar en aire las herramientas neumáticas y electroportatiles como perforadores, taladros neumáticos, pistolas para pintar o también las lijadoras. Por eso, se conocen también bajo nombre de “compresor neumático” o “compresor de aire comprimido”. De hecho, pueden servir para numerosos trabajos profesionales:

  • decapar carrocería
  • perforar una pared
  • burilar una pared
  • pulir madera
  • pintar una pared o un mueble
  • decapar una fachada
  • sistemas de refrigeración
  • generar energía eléctrica
  • fabricación de motores de avión (turboreactores)
  • comprimir gases en los sistemas de alimentación de los neumáticos
  • etc.

Pueden también servir para inflar ruedas de coches (y para controlar la presión), para inflar un colchón inflable o un flotador. Este tipo de uso es más bien para los ocios de los particulares.

¿Cómo funciona el compresor de aire?

El principio de funcionamiento del compresor de aire es simple: el motor térmico o eléctrico hace girar un cilindro que comprime el aire de la cuba dentro de lo que se llama el “grupo de compresión”. Cada herramienta necesita una cierta cantidad de aire para una presión dada. Una vez que el aire acumulado tiene la buena presión para utilizar la herramienta, el motor se para y el compresor se activa. Sólo queda por enchufar cualquier herramienta neumática para utilizar la fuerza motriz del compresor.

Para decirlo de otra manera, se puede decir que los compresores de aire utilizan la energía mecánica para transformarla en energía neumática, comprimiendo el aire a través de un aumento de presión para traspasarlo a otra herramienta mediante una manguera o un tubo.

Sin embargo, hay que tener cuidado con la capacidad de la cuba de aire ya que el volumen de aire emitido por el compresor depende de ésta: cuando la cuba está vacía, hay que esperar que se rellena de nuevo para poder usar el compresor con la herramienta neumática.

Los diferentes modelos de compresores de aire

Existen varios compresores de aire con características diferentes:

  • el compresor de aire portatil: ligero y compacto, es ideal para los usos ocasionales como el hecho de inflar ruedas o limpiar algo;
  • el compresor monocilíndrico: modelo más común que sirve para los usos regulares y de larga duración. Su motor arrastra un cilindro único para generar una presión de hasta 8 bares;
  • el compresor bicilíndrico: se reserva a los usos profesionales. En efecto, permite realizar trabajos de gran envergadura (mecánica, pintura). Su motor arrastra dos cilindros para generar una presión de hasta 13 bares.

Cada modelo de compresor puede tener varias capacidades de cuba: los compresores portátiles tienen una cuba de 25L como máximo mientras que los otros modelos pueden tener una cuba de 50L, 100L, 200L y aún más!