Gramiles

Gramiles
Descubra nuestra selección de gramiles profesionales. Gramil de techador, con base fija, con base prismática, digital, con regla etc. : Aquí se encuentra las herramientas de trazado diseñadas para responder a las exigencias de varias actividades profesionales. Ideal para los trabajos de construcción, de obra o dedicados a la metrología.
Hay 13 productos.
Mostrando 1 - 13 de 13 items
Mostrando 1 - 13 de 13 items

Existen varios modelos, formas y modelos de gramiles. En 4mepro, proponemos gramiles de madera o de acero robustos y exactos.

¿Para qué utilizar un gramil?

Un gramil es una herramienta de marcaje que se usa para marcar y trazar líneas paralelas de corte en referencia a una orilla, una superficie o al borde de la pieza que se trabaja. Se utiliza sobre todo en carpintería, ebanistería o metalistería. Se compone de una barra, un cabezal y un implemento de trazado. El cabezal se desliza a lo largo de la barra y puede fijarse en algún tramo mediante un tornillo de fijación o una llave mariposa.

¿Cómo utilizar un gramil de carpintero?

Primero, hay que tomar la medida a transportar con una regla graduada. Después, hay que fijar la medida gracias al tornillo de fijación.Por fin, hay que trazar la medida sobre la lámina de metal o de madera, para lo cual, una de sus caras tiene que ser correctamente a escuadras.

Existen varios modelos, formas y modelos de gramiles. En 4mepro, proponemos gramiles de madera o de acero robustos y exactos.

¿Para qué utilizar un gramil?

Un gramil es una herramienta de marcaje que se usa para marcar y trazar líneas paralelas de corte en referencia a una orilla, una superficie o al borde de la pieza que se trabaja. Se utiliza sobre todo en carpintería, ebanistería o metalistería. Se compone de una barra, un cabezal y un implemento de trazado. El cabezal se desliza a lo largo de la barra y puede fijarse en algún tramo mediante un tornillo de fijación o una llave mariposa.

¿Cómo utilizar un gramil de carpintero?

Primero, hay que tomar la medida a transportar con una regla graduada. Después, hay que fijar la medida gracias al tornillo de fijación.Por fin, hay que trazar la medida sobre la lámina de metal o de madera, para lo cual, una de sus caras tiene que ser correctamente a escuadras.